Un día en nuestro campamento urbano de Inteligencia Emocional

Un campamento urbano de Inteligencia Emocional… ¿qué es eso?

Han llegado las vacaciones y mis padres me han apuntado a un campamento urbano de inteligencia emocional y me pregunto ¿qué es eso?, ¿de que trata este campamento? Nunca había oído algo parecido. Mis padres no me han explicado mucho, así que el primer día del taller llego bastante nervioso, no sé muy bien lo que me voy a encontrar.

Entro y veo a varios chicos y chicas de mi misma edad, y creo que estamos todos un poco igual, un poco tímidos porque es la primera vez  que nos vemos. Cuando ya estamos todos, las psicólogas nos proponen un juego para presentarnos y conocernos mejor. Ellas nos ayudan, nos hacen sentir a gusto y nos dicen que es normal estar nerviosos el primer día.

Seguimos la mañana con juegos y actividades divertidas, formamos un equipo con eslogan incluido “Los emocionator” y un saludo divertido de grupo.

Superando la vergüenza…

Creo que todos estamos más tranquilos y hemos dejado la vergüenza a un lado. Me gusta mucho un juego en el que nos ponen muchas canciones y hay que adivinar que emoción nos hacen sentir. Además, es muy divertido escuchar los títulos que nos inventamos para las canciones.

Después hacemos cada uno un dibujo de nuestro enfado, con disfraces lo representamos… y pienso que al final esto me va a gustar.

Empiezo a darme cuenta de que las emociones son necesarias, y ¡están en todas partes! Me sorprende ver que a mis compañeros les pasan cosas parecidas a las mías…

Hacemos un pequeño descanso para comer algo y tenemos un rato de tiempo libre para hablar o probar un montón de juegos que hay.  No somos capaces de ponernos de acuerdo en lo que queremos  hacer y las psicólogas nos echan una mano para buscar soluciones. Al final podemos resolver el problema de una forma muy sencilla.

¡Juegos divertidos y además que me ayudan!

Cuando ya hemos terminado el descanso, seguimos haciendo actividades y juegos. En una de ellas, teníamos que dibujar a nuestro buen amigo y pensar en cómo me gusta que me traten y tratar a los demás. Lo que más me gusta es que creo que de esta forma voy a poder elegir mejor a mis amigos.

Al terminar el buen amigo comenzamos con otra actividad en la que somos detectives de cualidades. A mi la verdad es que me cuesta encontrar las mías, estoy más acostumbrado a que me digan que soy  desordenado o  vago. Al final me doy cuenta de que todos tenemos cosas positivas y me gusta descubrirlas, esto me hacer sentirme mejor.

De repente nos avisan de que en 15 minutos se termina el primer día, ¡se me ha pasado rapidísima la mañana! y para mi sorpresa nos dan unos “deberes”, pero esta vez son para los padres jeje…

Para conocer un poco más nuestros campamentos de Afectiva podéis ver este vídeo: https://goo.gl/8CjDCS

El equipo de Afectiva le agradece mucho a P.G.L sus ideas para la descripción del campamento después de su asistencia, ¡Muchas gracias! ¡Nos ha encantado la ayuda!

Un comentario:

  1. El resumen que habéis echo del primer día…perfecto
    lo que sienten los niños …..mejor no se puede describir.
    Sois un equipo fantástico para los niños y los padres
    Seguir creciendo .

    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.